22 de mayo de 2011

Situación educativa de los Mbyá de Puerto Bertoni.

       
   La comunidad cuenta con una escuela que se denomina “Escuela Básica Nº 6287 Puerto Bertoni”. La misma está a cargo del Profesor Pablo Figueredo quien enseña en la misma desde hace once años, también se desempeña como Encargado de Despacho de la institución; debido a que la cantidad de alumnos no es suficiente y la escuela está asentada en propiedad de la SEAM, no puede tener rubro de director, por lo tanto lleva el cargo de Encargado de Despacho de manera voluntaria.
           La escuela, que posee dos aulas, fue construida en marco a un Proyecto de Pasantía denominado “Ayudemos a los Nativos”, llevado a cabo durante el año 2005 y que realizaron los estudiantes de Licenciatura en Historia, de la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional del Este. Antes de esta construcción, las clases se daban bajo una precaria construcción que servía de aula o bajo los árboles porque al no poseer tierra propia, el Ministerio de Educación y Cultura se negaba a construir las aulas.
         En la comunidad la educación escolar se imparte en turno mañana solamente, de tarde el profesor Pablo Figueredo enseña en otra escuela en la localidad de Península. Ambos rubros que posee provienen del Ministerio de Educación y Cultura.
        Hasta hace unos años se impartía en la escuela una educación con programas acorde al sistema paraguayo, con un enfoque que distaba mucho de la realidad de los mbyá; pero a partir de hace unos 4 años se ha producido una modificación y en la misma se comenzó a impartir una educación diferenciada, con un modelo educativo diseñado propiamente para los indígenas, adecuado a la realidad de la comunidad. Las clases se dictan en guaraní netamente, el castellano a veces suelen utilizar como segunda lengua.
           Las áreas básicas son similares al sistema paraguayo, pero con contenidos adecuados a su realidad y en guaraní (por ejemplo, en matemática se siguen con las mismas operaciones básicas, pero con situaciones problemáticas acordes a su realidad); los materiales didácticos están todos en guaraní. En ese sentido, poseen materiales para los grados 1º al 6º, que son elaborados por el Ministerio de Educación y Cultura.
El sistema que se implanta es el del “plurigrado”, es decir, un solo profesor se encarga de impartir educación a alumnos/as de varios grados, en una misma aula y al mismo tiempo. Los grados que funcionan son; el 1º, el 2º, el 3º y el 4º respectivamente, que en total suman en el año 2011 la cantidad de 27 matriculados; sin embargo no todos asisten a la escuela, existe mucha deserción debido a diversos factores.
         Del Ministerio de Educación y Cultura reciben los útiles escolares necesarios para estudiar, pero en este año todavía no están recibiendo los mismos. Por otra parte, de la Gobernación del Alto Paraná reciben la merienda escolar.
            No existe carencia de materiales didácticos, por lo tanto el mismo no constituye en una dificultad para el proceso de enseñanza – aprendizaje; pero como no ha señalado el profesor Pablo Figueredo al ser preguntado sobre las dificultades que hallaba en su labor “dificultad de ellos en sus hogares lo que más hay, en la institución casi no hay dificultades, tengo todos los materiales, las herramientas para trabajar; pero chupekuéra ndaha`ei prioridad la educación, chupekuéra primero la ijyvy va`erä hikuai, ha upéi segundo lugar-pe salud y en tercer lugar está la educación.

8 de mayo de 2011

Situación económica de los Mbyá de Puerto Bertoni.


            Las 10 familias que componen la comunidad mbyá de Puerto Bertoni no poseen tierra propia pues la misma se halla asentada dentro de la reserva; y justamente este hecho constituye una de sus luchas: la recuperación de un espacio para poder cultivar.  
Cada familia posee una pequeña parcela de tierra, algunas alrededor de sus casas, en donde cultivan principalmente mandioca y maíz. Como existe una prohibición de la Secretaría del Ambiente de desmontar no pueden cultivar en mayores proporciones que las actuales; por eso las diez familias están en las mismas condiciones. Como tampoco tienen acceso a semillas, algunas familias no tienen huerta. La actividad económica que redunda en beneficios monetarios es la artesanía, con el tallado de maderas con figuras de animales silvestres y la elaboración de pulseras, brazaletes y collares; productos que ofrecen a las personas que llegan hasta el Museo, principalmente turistas extranjeros (que llegan por barco) y a estudiantes de instituciones nacionales que visitan el lugar, por eso, cuando los mismos no visitan la reserva, la situación económica empeora. Los precios de los productos en el mes de mayo de 2011 iba desde 3.000 hasta 25.000 guaraníes, pero lo que más se venden son las pulseras de 3.000 y los tallados de 5.000 guaraníes. En el periodo de la realización de este presente trabajo, el Museo se encontraba cerrado para una remodelación, por consiguiente la venta había disminuido bastante;
Con el dinero alcanzado compran algunas provisiones como arroz, fideo, azúcar, sal, harina y otros alimentos básicos, para lo cual se trasladan a pie hasta la localidad de Península, distante a unas dos horas de camino.
Sin embargo, todo esto no alcanza para paliar las necesidades de cada familia, por lo cual esperan siempre la ayuda de personas o instituciones; en ese sentido, hasta hace cuestión de dos meses estaban recibiendo de la Itaipú Binacional las provistas necesarias; pero como nos han señalado los pobladores, hace un par de meses que no perciben nada de la entidad. Otras ayudas reciben cuando los estudiantes de alguna institución u otras personas llegan junto a ellos llevándoles ropas, abrigos y algunos alimentos.
La realidad económica de los mbyá de Puerto Bertoni se puede resumir con estas palabras de un indígena: “Nosotros lo que más esperamos es la ayuda de la gente nomás luego, de lo contario qué vamos a hacer, necesitamos de todo, nos hace falta todo, si vamos a detallar lo que necesitamos vamos a estar por mucho tiempo diciéndolos, nos falta alimentos, abrigos, ropas, todo; omaña nga`u ñanderehe Ñandejára ha ore ayuda-mi upévaio lado, cualquier cósape”.
Fuente: Investigación de campo realizada en abril de 2011.

Dejanos tu opinión